viernes, 26 de mayo de 2017

Observatorios de Medios y Ecología de la Información

Por Alejandro Ruiz Balza


Los Observatorios de Medios llegaron hace 15 años para quedarse. A partir de la renovada preocupación por la "veracidad de las noticias" registrada en los últimos meses, en el presente artículo repasamos brevemente su historia y características.

Desde la década de 1940, los medios y su "influencia" en la opinión pública fueron un objeto de estudio de gobiernos, universidades en todo el mundo, como así también de organismos e iniciativas multilaterales a nivel internacional. Posteriormente en el contexto de la Guerra Fría la vigilancia y seguimiento de los medios como "agentes de propaganda" a cada lado del muro fue otro territorio de disputa clave. Por supuesto en esta lista y brevísimo repaso no podemos dejar de mencionar el importante rol del conocido Informe MacBride (1976) y su foco en la desigualdad en el acceso a la Información a nivel mundial en la década del 70 y las iniciativas como Media Criticism y Media Watch en los ochentas.

Ya en el Siglo XXI será en primer lugar el Observatorio Internacional de Medios de Comunicación, propuesto en 2002 en el Foro Social Mundial de Porto Alegre Brasil y presentado en 2003 por la asociación internacional Media Watch Global (MWG), cuyo eje se vinculaba con:

Responder a la preocupación de los ciudadanos de todos los países sobre el papel de los medios de comunicación, otorgándoles los recursos para reaccionar ante el poder de las empresas gigantes de las comunicación, vectores ideológicos y beneficiarios de la mundialización liberal. En la era Internet, la abundancia de informaciones se traduce por un aumento exponencial de las manipulaciones, falsificaciones, mentiras y campañas de intoxicación. Es por lo tanto indispensable un proceso de descontaminación de los medios, mediante la elaboración de lo que podría llamarse una «ecología de la información» (Le Monde Diplomatique, 2003).

A partir de esta iniciativa comenzará esta nueva etapa de los Observatorios de Medios que se ha expandido en los últimos 15 años como herramientas de construcción de ciudadanía, participación social, desarrollo académico de investigación y docente, visualización temática, etc., aplicadas a la reflexión y aprendizaje permanente sobre el rol de los medios a escala Global, Regional y Local.

Desde el punto de vista de su conformación puede señalarse que se trabaja en el análisis de medios tradicionales y medios sociales (social media) con el fin de elaborar un seguimiento más directo de las problemáticas que se encuentran en su agenda y que impactan sobre diversas y múltiples audiencias:

La constitución de los observatorios se lía a dos tipos de experiencias: La primera, al acopio de investigaciones sobre agendas mediáticas, calidad periodística y audiencias. La segunda experiencia va de la mano de los acontecimientos que circulan por los medios, éstos despiertan el interés de los docentes, quienes culminan en el diseño de un escenario para la investigación (Castellanos Díaz, 2010).

Para ello se utilizan, desde el punto de vista metodológico técnicas cuantitativas y cualitativas, tales como el análisis de contenido, el análisis del discurso, encuestas, análisis de ratings, entrevistas, ejercicios Delphi, etc., que se apoyan en software para el archivo y recolección de datos de complejidad diversa.


Castellanos Díaz, J. (2010): En revista electrónica Razón y Palabra. Número 73. [En Línea], disponible en: http://www.razonypalabra.org.mx/N/N73/Varia73/23Castellanos_V73.pdf 

Herrera, S. (2006): Los Observatorios de Medios en Latinoamérica: Elementos Comunes y Rasgos Diferenciales. En revista electrónica Razón y Palabra. Número 51. [En Línea], disponible en: http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n5

Le Monde Diplomatique (2003): [En Línea], disponible en:http://monde-diplomatique.es/2003/01/oimc.html

Martín  - Barbero, J. (, 2004): Oficio de Cartógrafo. Travesías Latinoamericanas de la Comunicación en la Cultura, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires.


Mattelart, A. (2002): Historia de la Sociedad de la Información, Paidós Comunicación, 2002.