martes, 4 de diciembre de 2012

Gestión de Intranets

Por Karina Aphal

El presente artículo tiene por objetivo realizar una descripción global de las dimensiones básicas que componen las Intranets en las organizaciones contemporáneas.

El objeto de dicho recorrido es el de describir brevemente el estado del arte en términos de canales digitales de comunicación interna, a partir de la experiencia realizada y observada en diferentes organizaciónes de la región.

El diseño, desarrollo y puesta en marcha de una Intranet requiere tanto de la planificación como de la conceptualización de aquello que la organización busca ofrecer a sus recursos humanos.

En este proceso una serie de factores deberían ser tenidos en cuenta a la hora de desarrollar una Intranet para que, de esta forma, el canal acompañe y fortalezca el desempeño de nuestros recursos humanos como principales generadores de valor en los procesos organizacionales como así también en los vínculos con los diferentes públicos internos y externos de nuestra organización-objetivo.

Que nuestra gente constituya el factor que nos brinde un importante posicionamiento institucional y comercial requiere que cubramos sus necesidades de información y capacitación a partir de los cuales le incrementamos su capacidad de acción y de respuesta.


En este sentido, además de la información pública sobre nuestra organización deberíamos ser capaces de ofrecer aquella información proveniente de la experiencia y el trabajo cotidiano lo cual puede generarse a partir de foros, casos de estudios, espacios para comentarios y opiniones, etc.

Contenidos

En general la arquitectura de  contenidos incorporados a las redes de comunicación interna o Intranets pueden ser agrupados en:

Contenidos Estructurados: Se privilegia la información que surge desde la organización y se da un menor margen de feedback con los usuarios. Entre ellos se pueden mencionar los discursos de los miembros de la Alta Dirección, buscadores; glosarios; bases de datos; fichas de producto,   encuestas cerradas a los usuarios de la red; auto-capacitación on-line; normativa; manuales de procesos administrativos; noticias de prensa; información comercial (manuales de venta, planes y resultados comerciales, catálogos de productos y/o servicios,  etc.).

Contenidos No Estructurados: El eje está puesto en un alto y permanente intercambio con los usuarios de la red interna. Es por ello que se opta por un buscador inteligente; se favorece el diálogo a partir de secciones donde sea posible acercar comentarios, sugerencias, opiniones, contribuciones, etc.; la capacitación se centra en temas de interés para el desarrollo mutuo individuo-organización, la invitación a la participación permanente en acciones de Responsabilidad Social etc.; en las noticias se incorporan además novedades y artículos sobre anuncios vinculados a la operatoria organizacional, etc.; y en la información comercial se suman las innovaciones realizadas como así también los nuevos desarrollos estratégicos encarados por la organización.

Consideramos que una Intranet eficiente y eficaz debería ser capaz de integrar en sus secciones un equilibrio de uno y otro tipo de contenidos para evitar, por un lado,  la percepción por parte de nuestros recursos humanos de que se trata solo de un canal donde se “baja  línea” del discurso de la organización con escasa participación de ellos como miembros de la misma y, por otro, generar secciones demasiado abiertas que generen complicaciones a la hora de aplicar las innovaciones que surjan del trabajo colaborativo.

El objetivo de todos los contenidos presentes en la Intranet debería ser el de  favorecer la incorporación de valor a los procesos organizacionales como así también brindar herramientas de capacitación y medición que contribuirán a incrementar la productividad y la competitividad a partir de una profunda vinculación en red entre todos los miembros y niveles de la organización.

Esta vinculación también se favorece incrementando la horizontalidad del canal a través de secciones que permitan el intercambio permanente entre nuestros recursos humanos: eventos sociales, clasificados, noticias deportivas o culturales, entre otras.

Administración

La administración de las  Intranet analizadas supone dos dimensiones:


 Diseño y Contenidos

 Soporte Tecnológico

Se trata de un Equipo de Comunicación, compuesto por al menos tres personas, que tiene a su cargo:

La Administración del Diseño y Generación y/o Edición de los Contenidos.

La Actualización Periódica de Contenidos.

Integración de Contribuciones de los Recursos humanos, Generación de Propuestas de Desarrollo, etc.


En la Mayoría de los casos se adquiere una Plataforma de Intranet que será adaptada por el Equipo Informático de la Organización:

Desarrollo de la Plataforma de Intranet según requerimientos internos.

Soporte Técnico de la Intranet.

Soporte Técnico a Usuarios.

Regulación y Seguridad Informática.

En ambos casos el tipo de servico de administración puede ser un desarrollo propio de la organización, estar tercerizado o bien ser mixto.

En el desarrollo de nuestra Intranet pasaremos rápidamente por diversos estadíos que modificaran y superaran permanentemente la arquitectura inicial de la misma si nos comprometemos realmente con garantizar la participación horizontal del conjunto de los recursos humanos de la organización.

Interacción Colectiva esa es la Cuestión

La clave de toda Intranet exitosa es lograr amplios niveles horizontales de interacción entre todos los miembros de la organización. Es por ello que las secciones deben complementar contenidos normativos, de gestión y sociales, tal y como señalamos más arriba.

Actualmente, en el marco del auge de procesos vinculados con la innovación permanente y la gestión del conocimiento, la arquitectura de Intranet que más espacio y resultados ha obtenido en el mercado es la que la asemeja a una Red Social.

Con todo, en la primera etapa de incorporación de un nuevo canal de comunicación interna de la cobertura e importancia de Intranet, resulta recomendable ir de menor a mayor, comenzando con los niveles de interacción básicos.

Para ello sugerimos incluir en la Intranet, la  Sección Contacto para recibir, contestar y compartir sugerencias, el envío de encuestas on-line para medir el grado de incorporación y las opiniones acerca de los distintos mensajes recibidos, y el desarrollo de la posibilidad de realizar gestiones administrativas del área de recursos humanos on-line.

Una vez que pasemos un período de al menos un trimestre de prueba y evaluación cuantitativa del tráfico y cualitativa del tipo de interacciones, podremos proponernos avanzar en herramientas que sumen mayores espacios de interactividad, teniendo en cuenta siempre la necesidad de contar con el proceso de gestión correspondiente para coordinar eficazmente dicho canal.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Charles Sanders Peirce - Mini Bio


Charles Sanders Peirce (1839-1914), graduado en  Química en la Universidad de Harvard Desarrolló su carrera profesional como científico en la United States Coast Survey (1859-1891), trabajando especialmente en astronomía, cartografía y  medidas pendulares.

Fue auxiliar del Harvard Observatory de 1869 a 1875 donde  inició en 1872 una importante serie de experimentos sobre el péndulo encaminados a determinar la densidad y la forma de la Tierra; y en aquel año comenzó también estudios sobre la longitud de las ondas luminosas junto con L. M. Rutherford.  También dictó clases de Filosofía en Harvard entre 1864 y 1865 y entre 1869 y 1870. Desde 1879 hasta 1884 fue profesor de lógica a tiempo parcial en la Universidad Johns Hopkins. En 1914, enfermo y sostenido económicamente por amigos y discípulos, fallece sin que editor alguno se atreva a editar su obra.

Si bien Peirce no publicó en vida ningún libro, varios  de sus artículos sobre problemas matemáticos, físicos, astronómicos, ópticos, de química y de ingeniería formaron parte de diferentes publicaciones. Otros trabajos muy conocidos de Peirce son Investigaciones fotométricas (1878), una edición (1882) de la Álgebra Lineal Asociativa escrita por su padre, los Estudios de lógica (1883), La Arquitectura de las Teorías (1890), La Ética de la Terminología (1903), Qué es el Pragmatismo (1905) y El Nacimiento del Pragmatismo (1905). Entre 1931 y 1958 una selección temática pero no cronológica de sus escritos se publicó en ocho volúmenes con el nombre de Collected Papers of Charles Sanders Peirce. Ésta como las otras obras conocidas (la Chronological Editien, los Selected Writings y las Cartas a Lady Welby) constituyen selecciones de selecciones de una inmensa cantidad de materiales recuperados tras su muerte.

Es considerado el padre de la semiótica moderna y del pragmatismo americano. Tal como afirma François Peraldi en el Prologo de Obra Lógico – Semiótica[1] “un enorme montón de notas testimonia su obstinado esfuerzo para analizar, dentro del cuadro semiótico, las nociones lógicas, matemáticas, físicas y también psicológicas y religiosas. Esta reflexión, continuada a través de una vida entera, se dotó de un aparato cada vez más complejo de definiciones encaminadas a encuadrar la totalidad de lo real, lo concebido y lo vivido dentro de los diferentes órdenes de signos. Para construir este `álgebra universal de las relaciones´, Peirce planteo una triple definición de los signos, como Iconos, Índices y Símbolos, que es más o menos todo lo que queda actualmente de la inmensa arquitectura lógica que sustenta”.


[1] Obra Lógico – Semiótica una edición de Taurus de 1981 que incluía traducciones de una selección de artículos de Peirce, sus cartas a Lady Welby y una selección de los Collected Papers. Las traducción de la obra de Peirce incluida en la publicación estuvo a cargo de Ramón Alcalde y Mauricio Looker.

© 2003 – 2011 Comunicologos.com. Todos los derechos reservados.

sábado, 27 de octubre de 2012

¿Habrá un mañana?

Por Julieta Cadavid


En “Los Tiempos HipermodernosGilles Lipovetsky realiza un análisis y una comparación exhaustiva entre la modernidad y la aparición de lo que podría llamarse un nuevo período o fenómeno, la hipermodernidad. Una excelente descripción de la sociedad en la que vivimos, con sus bondades y sus dificultades. La ampliación del consumismo, la velocidad del tiempo, la importancia extrema del presente, el cuidado del cuerpo. Todos símbolos de una sociedad que cambia.

Lipovetsky dice: “…tras la absolutización del devenir histórico han llegado la inquietud, el apagón de las representaciones del futuro, el eclipse de la idea de progreso…”. Éste, a mi parecer, es uno de los puntos que resultan más significativos para analizar y traerlo al aquí y ahora. Así se llega a la conclusión que nuestra sociedad está viendo y viviendo esa abundancia de los hiper, tanto en su escasez como en su exceso. Esto se observa de manera clara cuando nos sorprenden las noticias de las muertes de artistas, cantantes o celebridades famosas locales o internacionales. Fueron por ejemplo los casos de los músicos Michael Jackson, Whitney Houston, Luis Alberto Spinetta, o el de la hija de la modelo Pampita y el actor Benjamín Vicuña los que movilizaron la sensibilidad de los individuos.

En estos casos se pudieron rescatar varios ejemplos referidos a este tiempo hipermoderno. Principalmente, hubo una inmediatez sorprendente en la expansión de la noticia. Las redes sociales como Facebook o Twitter se vieron plagadas de mensajes. Pero lo más llamativo fueron las diversas reacciones sentimentales que tuvieron las personas afirmando la idea de Lipovetsky cuando decía: “…la aceleración de las velocidades no ha abolido ni la sensibilidad ante el otro, ni las pasiones cualitativas, ni la aspiración a una vida “equilibrada” y sentimental...” Aunque, debemos aclarar, esa sensibilidad esconda detrás un gran egoísmo al pensar “también me puede pasar a mí”.

Tal como lo anunciaba el sociólogo empezó a generarse un crecimiento de la incertidumbre y, sobre todo en los jóvenes, quienes alzaron sus banderas de Carpe Diem para mostrarles a todos que “hay que vivir el hoy”. Con respecto a este tema, me detengo para expresarme en contra del texto donde se enuncia que hay un retroceso de ésta filosofía de vida, por el contrario, considero que se encuentra más presente que nunca, sobre todo en determinado grupo etario. Fueron muchos los que tras estas muertes pensaron que no se puede conocer lo que pasará en el mañana y que, por esta razón, es necesario vivir el día a día.

Lipovetsky observa éste mismo sentimiento extendido en toda la hipermodernidad. Él expone que la gente intenta cumplir sus deseos y saciar sus necesidades en el presente porque no se sabe qué es lo que va a traer el futuro. Vemos con los ejemplos anteriores que los jóvenes ya no piensan como antes lo hacían con respecto a que a ellos no les va a pasar nada (frase por la cual se cuestionaba el pensamiento de los jóvenes). Ahora, sufren el miedo a la muerte y esto provoca distintos síntomas psicosomáticos y de trastornos compulsivos, depresiones y ansiedades que pueden observarse en muchos de ellos, casi como si fuese un mal de la época.

Teniendo en cuenta, y trayendo éste análisis a las sociedades latinoamericanas, podemos ver que la incertidumbre y la inestabilidad son mucho mayores. Países con altos índices de pobreza, inseguridad, violencia social, entre otros problemas, imposibilitan el pensar en un futuro ideal y deseado. Y es que hay tantos “hoy” que quizá no lleguen a mañana que el miedo es generalizado y está en constante crecimiento.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Claude Elwood Shannon - Mini Bio


Claude Elwood Shannon (1916-2001):Graduado como ingeniero electricista en 1936 en la Universidad de Michigan, EEUU, comenzó a trabajar como asistente de investigación en el departamento de ingeniería eléctrica del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).


Allí realizaría su tesis de maestría en la que demostró cómo el álgebra booleana - teoría vinculada directamente con el código binario, la base del lenguaje digital- se podía aplicar al diseño de circuitos digitales.


En 1940 estudió una maestría en ingeniería eléctrica y se doctoró en filosofía matemática.


Trabajando en los laboratorios Bell, publicó "A Mathematical Theory of Communication”, Bell System Technical Journal, Vol. 27, julio y octubre 1948, págs. 379-423 y 623-656, y un año más tarde, a partir del trabajo en común realizado con Warren Weaver, aparecerá The Mathematical Theory of Communication, publicado esta vez por la Universidad de Illinois.


Se trata del primer trabajo en el que posibilitó dar una dimensión física, “pesable y medible” a la información al que siempre conviene leer en conjunto con el teorema de Shannon-Hartley, según el cual sólo es posible eliminar el “ruido” en la transmisión de información cuando el flujo de información no exceda la capacidad del canal.



© 2003 – 2012 Comunicologos.com. Todos los derechos reservados.

domingo, 26 de agosto de 2012

Capitalismo Cognitivo

Por Alejandro Ruiz Balza


El presente posteo es un fragmento del artículo publicado por el autor en Revista Complejidad Nro 14 en el que realiza una aproximación integrada a los desarrollos vinculados con la reflexión acerca de las características del Capitalismo Cognitivo para reflexionar en torno al posfordismo y al surgimiento de los capitalismos.

Frente al conjunto de acontecimientos que se presentan bajo la forma de crisis del capitalismo global vale la pena preguntarnos ¿Será esta la última Crisis Financiera Global?¿Se trata de un cambio en el Modo de Producción Capitalista dominante o de un cambio del Sistema Capitalista?

Para dar una primera respuesta general a estas preguntas, entre tantos múltiples interrogantes que se presentan, quizá baste con analizar las acciones tomadas para enfrentar esta crisis para comprobar rápidamente que no hay un cambio alguno de paradigma económico ni ideológico a la vista.

Sintetizando el conjunto de acciones varias veces millonarias encaradas podemos observar que el Estado vuelve al centro de escena para realizar “intervenciones transitorias” que faciliten socializar las pérdidas generadas por la crisis, en especial en los mercados financieros y de capital, reasegurando así la supervivencia de la globalización neoliberal a todo costo, y en modo alguno los pilares del Pensamiento Único han sido puestos en cuestión para avanzar hacia un nuevo orden económico basado en la búsqueda de la equidad social mundial.

En este contexto, resulta clave terminar con la creencia de que el capitalismo tal como lo conocemos es inmortal. Sin un cambio de rumbo habrá cada vez más desigualdad, más pobreza y menos dignidad para todos los habitantes de este planeta.

Por lo tanto, más que restituir la confianza en un sistema que se empeña en arrastrar a todos en su autodestrucción, se impone la reflexión y la reacción crítica frente a las posiciones fatalistas respecto del futuro.

En esta línea los desarrollos llevados adelante por autores como Toni Negri, Maurizio Lazzarato, Carlo Vercellone, Enzo Rulliani, Antonella Corsani, entre otros, vinculados con la reflexión de la Economía Política acerca de las características del Capitalismo Cognitivo resultan de gran interés y aportan un prisma muy interesante para reflexionar en torno al posfordismo y al surgimiento de los capitalismos.

Para comenzar nos parece clave puntualizar que entendemos por Capitalismo Cognitivo: “Concepto que designa el desarrollo de una economía basada en la difusión del saber y en la que la producción de conocimiento pasa a ser la principal apuesta de la valorización del capital. En esta transición, la parte del capital inmaterial e intelectual, definida por la proporción de trabajadores del conocimiento - knowledge workers - y de las actividades de alta intensidad de saberes servicios informáticos, I+D, enseñanza, formación, sanidad, multimedia, software - se afirma, en lo sucesivo, como la variable clave del crecimiento y de la competitividad de las naciones” (Vercellone 2004).

El transito actual al Capitalismo Cognitivo implica, parafraseando a Karl Polanyi, otra gran transformación en el contexto del Sistema Capitalista Global y también de los supuestos clásicos de la Economía Política, tal y como sucedió en el pasaje del Capitalismo Mercantil al Capitalismo Industrial, fundamentalmente en la evolución de la esclavitud y los modos de segunda servidumbre al trabajo asalariado.

Por lo tanto realizar una interpretación en profundidad de este nuevo estado de cosas en el marco del Capital Cognitivo que es permanente y sistemáticamente ocultado por los economistas que forman parte del llamado “mainstream” del pensamiento económico global resulta clave.

También es de vital importancia religar en torno al concepto de Multitud futuros posibles que permitan transformar el actual estado de crisis y desigualdad social, política y económica globalizada.

Se trata de desafíos complejos. Ya no contamos con los partidos políticos ni con las organizaciones sociales tal cual las conocíamos. Las mismas se han vuelto demasiado obsoletas para el desafío por afrontar. Tampoco podemos colocar a las multitudes en relevo o en reemplazo del concepto de pueblo o masa.

Necesitamos entonces construir y deconstruir permanentemente utilizando los escasos espacios de libertad y de experimentación que portan en su diversidad las multitudes para recrear lenguajes, símbolos, innovaciones, relaciones sociales, proximidades que vayan más allá y más acá de la individualidad, regenerando a un tiempo el espacio de lo individual y lo colectivo a partir de una nueva singularidad productiva basada en la cooperación y en la hibridación.

Por este camino, cooperando cognitivamente, contribuiremos a la creación de la democracia como única manera de consolidar el poder de la multitud, espacio que nos proporciona un sujeto social y una lógica de la organización social global/local que hoy hacen posible por primera vez la realización de la democracia capaz de cuestionar todas las formas de soberanía que existen en la actualidad, a fin de poder establecer una verdadera democracia.

lunes, 30 de julio de 2012

El impacto de los social media: Twitter y la “Primicia Social”

Por Lic. Gustavo Fedi*

Las redes sociales tienen un impacto cada vez más grande en las sociedades. No sólo porque el número de usuarios sigue creciendo, sino porque modifican las costumbres y se arraigan cada vez más en lo cotidiano.

Una cadena nacional de la Presidenta, un partido de fútbol (sobre todo si es definitorio, como sucedió con Boca Jrs en la Copa Libertadores), un programa de TV de alto rating (como #ShowMatch o #Graduados), o incluso los denominados primeros Juegos Olímpicos 2.0 en Londres; ninguno de estos sería lo mismo sin la posibilidad de hacer público nuestro comentario al respecto, categorizándolo con su correspondiente hashtag o tema (una suerte de “título” que agrupa los tuits que hablan sobre esa cuestión). Así, un gol, la performance de un baile o canto, un anuncio gubernamental, un deportista que quedó afuera de las olimpiadas en su categoría, o simplemente una frase ocurrente en radio o TV, se convierten en lo que podríamos denominar una “primicia social”. Todos quieren ser los primeros en dar el dato y, si tienen inventiva y suerte, hasta instalar su propio hashtag. Como consecuencia, muchas personas casi en simultáneo tuitean la misma información.

Cada vez son más los programas de TV que buscan generar impacto en las redes, sobre todo en Twitter. Por eso invitan a que el público replique en ellas lo que está pasando en el programa en ese momento, ya sea con el videograph o zócalo, o bien mediante un comentario del propio conductor. Y lo mismo sucede en radio: ejemplo de esto son el #ataqueochentoso de Basta de Todo (@bastatodo), y las distintas campañas solidarias o secciones de Perros de la Calle (@perroscalle), como #daparadarse; ambos de Metro FM95.1, emisora orientada a un público cosmopolita y actualizado, mayormente de jóvenes. De esta manera se produce un impacto simultáneo en donde el público-tuitero genera un ida y vuelta, o un tráfico de información, que puede elevar el hashtag en cuestión hasta convertirlo en Trend Topic (tema más comentado en Twitter en un momento determinado) en Argentina,
o incluso en todo el mundo.

Nada es lo que era hasta tal punto que los usuarios comienzan a considerar que el hecho en cuestión no tendría la misma importancia si no pudiese ser difundido-compartido en las redes. “Confesémoslo, sin twitter la fiesta de inauguración sería inaguantable”, tuiteó el viernes 27 de julio un usuario durante el comienzo de los Juegos Olímpicos (JJ.OO).

Las redes sociales siguen, a paso cada vez menos lento y firme, modificando nuestras costumbres. En este caso, ingresando por la puerta grande al acto de mirar TV y escuchar radio, y los transformaron. Tanto los fanáticos como los tuiteros menos activos, todos buscan cada vez más seguido citar personalidades, medios, hashtags y hasta retuitear lo que publican otros, para tener su primicia (devenida en social) y generarse un lugar bajo el sol de la efímera popularidad tuitera. No importa si es un evento público en vivo que están siguiendo en simultáneo millones de personas, como los JJ.OO; la gracia, lo cotizado, es convertirse también en fuente de información, con el fin de llamar-generar nuevos followers (seguidores).

La característica distintiva de Twitter, que trabaja sobre una temporalidad durante la cual se coincide, en lugar de otras redes como Facebook, que lo hacen sobre una espacialidad, un Muro a donde se coincide; hace que sea esta y no otra la plataforma que convierta una publicación en “primicia social”. Es ahora que está sucediendo, no ayer, no anoche ni a la mañana, ahora.

Pero la temporalidad es sólo una de las propiedades que hizo posible el surgimiento de tal primicia, la otra es la ubicuidad. La “necesidad” de estar en todas partes, de querer saber todo, esa suerte de ansiedad informativa propia de esta era; completa el fenómeno. Como nadie, ni siquiera los mass media pueden estar en todas partes, lo más parecido es que los que están en todas partes puedan transmitir lo que ven. Por eso tuitear desde un teléfono celular o smartphone es fundamental. Y es entonces cuando estar en un corte de calle en el centro; viendo un recital; asistiendo a un espectáculo deportivo; encontrando una oferta única en el super o en el shopping; o simplemente pasando un rato con amigos o familia; se convierte potencialmente en “primicia social”. En un lugar (Twitter), “puedo verlo todo”.

Estamos en una época en la que, irónicamente y debido a la explosión tecnológica a la que asistimos, una primicia puede ser de varias personas a la vez; simultánea. Se rompió el paradigma y el clásico concepto informativo del “hecho que se da a conocer por primera vez”, dejó de tener exclusividad. Las primicias (no todas pero sí muchas) se convirtieron en colectivas a través de Twitter: son las “primicias sociales”.

*El autor es Consultor en Comunicación, con especialización en comunicación política e institucional y análisis de medios.

martes, 24 de julio de 2012

Jornada Nacional de Marketing Político 2.0

El Management Político en la Era de las Redes Sociales


Organizadas por Comunique, el viernes 14 de septiembre de 2012, de 08:00 a 20:30, tendrá lugar la Jornada Nacional de Marketing Político 2.0., en el Centro Cultural Borges, Galerías Pacífico, Sala Alberto Williams, Viamonte 525, 2º piso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

La Jornada Nacional De Marketing Político 2.0: “El Management Político en la Era de las Redes Sociales” está dirigida a profesionales de la política y todas aquellas personas vinculadas al marketing político, comunicación, relaciones públicas, política, redes sociales, del sector privado, público y sin fines de lucro. Instituciones académicas, empresas, organismos gubernamentales y políticos, consultores, profesionales independientes, fundaciones, asociaciones, cámaras y federaciones.

Tiene como objetivo capacitarse en la temática actual de implementación del uso de las Redes Sociales al Marketing Político. Las Redes Sociales permiten escuchar a los electores, este conocimiento debe ser utilizado para ajustar los planes programáticos. Se habla de una política participativa.

Comunicación directa. La política 2.0 permite al político llegar de forma directa a los electores sin la participación de los periodistas. Ampliación de la cobertura. Trato personalizado.

Mas Info en:  www.comuniqueweb.com.ar  o comunicarse al (00-54-11) 4953-8717.

lunes, 2 de julio de 2012

Comunicación para Organizaciones Sociales. De la Planificación a la Acción

Nuestra colega Eugenia Etkin publicó en la Colección Apero - Comunicación Institucional de la Crujía Ediciones un nuevo e interesante libro para la Gestión en la Comunicación para las Organizaciones Sociales.

Este libro reflexiona sobre el estado del arte y la práctica comunicacional del tercer sector. Las organizaciones de la sociedad civil representan a un conjunto de grupos de individuos que no pertenecen al mercado ni al Estado, pero intentan influenciar en la agenda pública.

En este sentido presentan particularidades que las diferencian de lo empresario y de lo estatal. Por ello la planificación se convierte en una herramienta fundamental que le permite articular diagnóstico, acciones comunicacionales y resultados esperados de manera ordenada.

La autora desarrolla metodologías de intervención para la gestión de las OSC presentando a la comunicación no sólo como instrumento, sino que la instituye en un proceso de fortalecimiento de lazos sociales, de transformación y cambio social.

Está claro que la comunicación ayuda al diálogo y transforma situaciones sociales pero no es milagrosa ni mágica. Es una herramienta dentro de un proceso de gestión y transformación, que aporta los mecanismos de vinculación básicos y de significación social.

El texto está redactado de una forma simple pero con profundidad, para ello la autora aporta ilustraciones, tablas y ejemplos que facilitan la comprensión de los conceptos, e incluye breves entrevistas a calificados referentes del tema, que desde sus respectivas ópticas iluminan el complejo y polifacético fenómeno de la irrupción de las OSC, su rol y su manejo de la comunicación.

De este modo, el libro viene a cubrir en el campo de la comunicación organizacional, una necesidad de los jóvenes profesionales, que animados por diversas teorías desde la práctica deben sembrar y cosechar un sinnúmero de acciones comunicativas cuando intervienen en las organizaciones sin fines de lucro.



miércoles, 13 de junio de 2012

¿Qué es un Caso?

Por Susana Aramburú, Jeanette Szalai, Jorge Esteban y Juanita Tovar*

El concepto del caso es uno de los elementos característicos básicos de la investigación en ciencias sociales y aún muchas preguntas acerca de cómo debe definirse un caso, cómo deben seleccionarse el/ los casos y cuáles son los criterios para el mejor abordaje de los mismos es un debate que está lejos de ser saldado.

En su libro “What is a Case?” Charles C. Ragin y Howard S. Becker realizan un importante aporte y debate acerca de interrogantes tales como: ¿Son los casos fenómenos preexistentes que sólo necesitan ser identificados por el investigador para que el proceso de análisis pueda comenzar? ¿O los casos se construyen durante el curso de la investigación, sólo después de que el análisis ha revelado qué rasgos deben considerarse como características que los definan? ¿Deben los casos seleccionarse al azar del grupo total de casos disponibles? ¿O deberán ser seleccionados a partir de cualidades únicas?

Estas preguntas y muchas otras son debatidas y reflexionadas por los autores de este libro conjuntamente con un amplio y representativo número de colegas, para ahondar tanto en la búsqueda de la naturaleza del caso, como así también los diferentes puntos de vista acerca de “¿Qué es un caso?” y sus impactos en los resultados de procesos de investigación en ciencias sociales, proponiendo integrar múltiples definiciones y usos de casos, a partir de la consideración de dos claves dicotómicas vinculados con cómo se conciben los casos:

1) Son vistos como unidades empíricas o construcciones teóricas;

2) Son comprendidos como Generales o Específicos.

Para ello, los autores proponen integrar los distintos enfoques en un cuadro que reúne y vincula estas dos dicotomías proveyendo cuatro puntos de inicio para intentar aproximarnos a la/s respuesta/s de qué es un caso, considerando la naturaleza de los casos desde distintas perspectivas representadas en cada celda del cuadro, que opera a su vez como un mapa conceptual.

Mapa Conceptual para responder ¿Qué es un Caso?


Comprensión
de Casos
Concepciones de Casos
Específico
General

Unidad Empírica

1- Los Casos son Encontrados.

2- Los Casos son Objetos.





Construcción Teórica

3- Los Casos son Construidos.

4- Los Casos son Convenciones.


Celda 1- Los Casos son Encontrados: los investigadores ven los casos como empíricamente reales, limitados, y específicos. Ellos identifican y establecen los casos en el curso del proceso de investigación. Un investigador puede pensar que los “sistemas mundiales” (“world systems”: redes de interacción y sociedades humanas interdependientes a partir de evidencias tomadas del comercio entre diferentes grupos culturales) son unidades empíricas fundamentales para entender la historia de la organización social humana. Debido a esto, el investigador puede tratar de definir los límites empíricos de variados sistemas mundiales históricos.

Celda 2 - Los Casos son Objetos: en la segunda celda, los investigadores también ven los casos como empíricamente reales y limitados, pero no sienten la necesidad de verificar su existencia o de establecer sus límites empíricos a lo largo del proceso de investigación, porque los casos son generales y convencionalizados. Los investigadores suelen basar los casos en definiciones presentes en investigaciones de literatura. También argumentan que explorando los procesos genéricos y cruzados con diferentes tipos de unidades empíricas genéricas, es posible desarrollar mejores teorías.

Celda 3- Los Casos son Construidos: en esta celda, los investigadores ven los casos como construcciones teóricas específicas, ni empíricas ni dadas previamente, que luego se incorporan en la medida en que van emergiendo y tomando forma durante el proceso de investigación.

Celda 4- Los Casos son Convenciones: finalmente, en la cuarta celda, los investigadores ven los casos como construcciones teóricas generales. Sin embargo, ven éstas construcciones como productos de erudición colectiva e interacción y por lo tanto, externos a cualquier esfuerzo de investigación en particular. Desde esta perspectiva, los casos generalmente son construcciones teóricas que estructuran los diferentes modos de ver la vida social y de hacer ciencias sociales.

Bibliografía de Referencia:

Ragin, C. y Becker H. (1992):  What Is a Case?: Exploring the Foundations of Social Inquiry, Cambridge University Press, New York.

Notas:

* El presente trabajo es el resultado del trabajo colectivo realizado en clase en el marco de la materia “Metodología de la Investigación Social” de la Carrera de Comunicación Social de la Universidad de Belgrano -  Buenos Aires, Argentina, Cátedra a cargo de la Lic. Gabriela Iglesias y el Lic. Alejandro Ruiz Balza.

martes, 15 de mayo de 2012

Comunicación Punto Org

Por Alejandro Ruiz Balza


La ola democratizadora ha sufrido de la ausencia de formas organizadas de gobierno socialmente responsable y políticamente democrático a escala planetaria, lo cual aparece como la primera debilidad del presente orden mundial.

Esta ausencia tiene dos consecuencias principales. En primer lugar, reduce significativamente la capacidad de las formas de gobierno político local, nacional y regional para ejercer influencia y control sobre los acontecimientos y procesos económicos, sociales y políticos; un hecho que abiertamente admiten cada vez más los responsables políticos.

En todas las latitudes, la problemática de la mutación del espacio público, nacional e internacional, tiende, por otro lado, a ocupar un lugar importante en los enfoques críticos inspirados por la sociología, la ciencia política y la economía política.

También los estudios antropológicos sobre las culturas transnacionales y las identidades en lucha con los flujos de la modernidad global que, tanto en Asia como en América Latina, reflexionan sobre los complejos procesos de apropiación y reapropiación, de resistencias y mimetismos generando nuevos conceptos como: criollaje, mestizaje, hibridación o modernidad alternativa (Barbero, 1987; Ortiz, 1988; García Canclini, 1990) que se proponen responder a interrogantes que a la supervivencia de las culturas locales les impone la emergencia de un mercado único a escala mundial.

Existen intentos de varios “Teóricos de la Comunicación Corporativa” por adentrarse en la gestión de la comunicación del llamado Tercer Sector, extendiendo a este reglas concebidas para el management empresarial.

Sin embargo, estos desarrollos suelen perder de vista que estas nuevas redes sociales, más acá y más allá de la tecnología, forman parte de un creciente y necesario debate sobre la posibilidad de la generación de espacios públicos en la nueva escala y escena planetaria.

La multiplicación de las formas de comunicación, puestas en marcha por las organizaciones no gubernamentales o por otras asociaciones de la sociedad civil, constituyen una verdadera alternativa a los discursos y recetas unidireccionales globalizadas y sus múltiples repetidoras locales.

De esta manera el llamado Tercer Sector sería la expresión de la capacidad y del dinamismo social, el actor por ser promovido y la garantía de la existencia de una ciudadanía activa, participante y solidaria, donde la gente siente el poder de decisión sobre su destino, es decir, la regeneración de los espacios asociativos de participación social.

En este contexto, y frente a las exigencias y responsabilidades para la gobernabilidad del presente y del futuro inmediato, se hace necesaria la implementación de modelos de gestión comunicacional para organizaciones no gubernamentales (ONGs), que faciliten generar imaginativas relaciones de articulación de lo público, lo privado y lo social, para que allí cobre relevancia el equilibrio dinámico entre estos tres sectores.

sábado, 5 de mayo de 2012

La Diplomacia y la Embajada Virtual

Por María Laura Fernández Pinola

Imagen de la Embajada Virtual de Suecia en Second Life

Con el fin de la Guerra Fría, las profundas transformaciones que se produjeron en el Sistema Internacional nos presentaron el inicio de un nuevo escenario que denominamos Globalización. Esta época, es llamada inadecuadamente Era de la Comunicación. Mejor sería titularla Era de la información, ya que de este modo valoramos la importancia que tiene el contacto cara a cara del emisor y del receptor, que involucra también sus gestos, sus movimientos, sus espacios y su intencionalidad.

Los avances en las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC) han permitido el acceso masivo al conocimiento y la comunicación instantánea entre diferentes lugares del mundo. El aumento progresivo de la utilización de Internet en los últimos tiempos ha suscitado cambios en las Relaciones Internacionales. Esta extensión de red de relaciones entre los Estados conducen a plantear nuevos interrogantes en el campo del proceso diplomático, especialmente la novedosa propuesta de crear una Embajada Virtual (EV). En el caso de ser posible esto, nos preguntamos cuáles serían las ventajas y desafíos que se presentan para resolver nuestra pregunta central: ¿es deseable?.

En primer lugar, deberíamos esclarecer el concepto. Algunas páginas Web como la perteneciente a la Embajada de Estados Unidos en Colombia, vincula el término a la exposición de algunos videos institucionales sobre el trabajo que realiza su sede. Nosotros tomaremos la definición que creemos más precisa del sitio Diplomacy.edu, para el cual una Embajada Virtual sería la conducción de relaciones diplomáticas entre dos Estados por medio de Internet. A diferencia de una Embajada, la virtual no existe físicamente y su Embajador reside en el propio país al cual representa. Según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1961, Art. 3), las funciones de una misión diplomática consisten en la representación, protección, información y negociación del Estado acreditado ante el Estado receptor. Entonces, es necesario evaluar cómo estas tareas se beneficiarían o perjudicarían al establecer una Embajada en el ciberespacio.

Si exploramos en Internet, hayamos que se ha popularizado la utilización de redes sociales y sitios Web institucionales como un medio importante para ofrecer de una manera más eficaz algunos servicios diplomáticos y consulares. De aquí surge el establecimiento de dos tipos de relaciones en la representación estatal: Embajador-Embajador y Embajador-ciudadano. Con respecto a esta última, en la actualidad es cada vez mayor el interés que los ciudadanos le dan a los acontecimientos internacionales, en gran parte, por el alcance que los medios de comunicación brindan. Por ejemplo, la presencia de las cámaras de CNN en el bloqueo del barco Rainbow Warrior de Greenpeace ante los ensayos nucleares franceses en Oceanía (1985); al igual que sus transmisiones realizadas durante la Guerra del Golfo (1991). Y también, la participación de la agencia de noticias AL-Jazeera sobre la Guerra contra Irak (2003).

Por otra parte, los sitios Web de los Estados acreditados resultan muy beneficiosos para la comunidad académica del mundo. La información que brindan es de gran utilidad, ya que allí se encuentran documentos digitalizados de sustanciosa relevancia: Constituciones, Resoluciones, noticias del momento, información sobre las relaciones bilaterales, acuerdos establecidos, la posición del Estado sobre alguna cuestión particular, etc. Además, proporcionan datos tanto del país representado por la Embajada como por el Estado donde está acreditada. Consideramos que una EV sería de alto servicio para los trámites que los ciudadanos deben realizar, pero es necesario diferenciar estas funciones que son, en realidad, esencialmente labor consular. Así que deberíamos trasladar la propuesta al establecimiento de Consulados Virtuales que agilizarían la actividad burocrática.

Otras ventajas que nos ofrece la innovación tecnológica son la disminución de la distancia y el bajo costo de información. Para los Estados con limitados recursos financieros y humanos es una oportunidad de ser representado a un valor menor que el de tener un Embajador residente. El acceso público a través de telecentros comunitarios ha permitido el incremento de usuarios en países en desarrollo. Lo mismo para el caso en que exista una Embajada por circunscripción; dependerá del lugar que ocupe el país receptor en el interés nacional del Estado acreditante. Con una EV, evitaríamos sucesos como la toma de rehenes de la Embajada de Estados Unidos, ocurrida en Teherán (1979).Y hasta resultaría una herramienta muy eficaz para la Diplomacia Oficiosa y la construcción de textos de negociación oficiosos.

En otro orden de cosas, Harold Nicolson (1) distingue ciertas virtudes especiales que debería tener un Diplomático ideal, entre las cuales enuncia la veracidad y la precisión. Mientras que la veracidad comprende la abstención de incurrir en falsedades conscientes y en evitar la supresión de lo verdadero, la precisión incluye la exactitud intelectual como la moral. Si nos referimos a la función diplomática de informar, la utilización de Internet ayudaría a evitar equívocos (sus mensajes deben estar cuidadosamente redactados) que pueden darse en las comunicaciones verbales, donde es esencial no dejar ninguna impresión incorrecta y corregir el error en el acto. La comunicación, muy importante para el diplomático, consiste en la transferencia y comprensión de información de una persona a otra. Establece con otro u otros un contacto que le permite transmitir una determinada indagación. En ocasiones, el resultado de la comunicación está dado por lo que el receptor comprendió y no por lo que el emisor intentó comunicar. Entonces, resulta delicado utilizar sólo como vía de intercambio el correo electrónico para negociar. El uso de la video conferencia quizás sea menos perjudicial para este fin.

En Internet es posible exponer todo tipo de presentación multimedia: ideas, gustos, pensamientos, opiniones, críticas, fotos, videos, música, etc. Esta información es accesible a todo aquel que posee este servicio. Como en la vida real, el ciberespacio también está expuesto a amenazas. Existe una gran cantidad de formas de violar el contenido de los sitios privados como el correo electrónico personal. Los llamados hackers son expertos en programación y pueden conseguir, de un sistema informático, datos privados de un usuario. El establecimiento de una EV no estaría exento de esta intimidación. Los mensajes transmitidos por la Embajada son muy importantes y no deberían correr el riesgo de ser conocidos por cualquier persona. Aunque su creación es tecnológicamente posible, la inseguridad en el intercambio de documentos y la autenticidad de firmas digitales sugieren inquietud. Es importante destacar que así como la elección del lugar de Sede para el establecimiento de una Organización Internacional está vinculada a un centro de poder, ocurrirá lo mismo con el hosting de las Embajadas Virtuales.

La idea de establecer una Embajada virtual en los países en desarrollo plantea una paradoja: posibilitaría la reducción de costos entre esta alternativa y la de establecer una Embajada física. Pero a su vez este plan requeriría grandes cambios culturales, estructurales y organizativos. Por ejemplo, la necesidad de personal calificado para la tarea hace imprescindible considerar también los costos para la formación de ellos; incluso la incorporación de webmanagers. A excepción de que se crean espacios de acceso compartido, la misma desigualdad en el interior de estos países ocasiona que sólo algunos ciudadanos podrían aprovechar estos servicios; salvo que se creen espacios de acceso compartido. De igual modo, deberíamos considerar si todos los habitantes poseen el conocimiento adecuado para utilizar estas nuevas herramientas. Un proyecto para reducir la brecha digital es la cooperación internacional, la cual debería contemplar además la disparidad de contenido. La transferencia tecnológica ha sido resistida en ocasiones por los países desarrollados. Así quedó reflejado en la Tercer Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (1982), a través de la tarea del Tercer Comité encargado de negociar el traspaso de tecnología marítima.

La Diplomacia está estrechamente vinculada no sólo a la Paz, sino también a la Guerra. Para abordar las contingencias que el uso de Internet conlleva, mencionamos, por ejemplo, lo acontecido con un soldado del Ejército israelí, quien al publicar un comentario en Facebook, provocó la suspensión de un operativo militar en la región de Cisjordania (2). Es interesante este acontecimiento porque manifiesta además el cuidado que deberían tener los diplomáticos al completar los formularios de perfil, si incluyen datos sobre los Estados y Organismos Internacionales a los que pertenecen, ya que su representatividad es permanente. Al igual que los contactos que admiten y el contenido que divulgan, entre otros, por los peligros de la impresión y la indiscreción que acarrean. De la misma forma, deberían ser cuidadosos al emplear los foros o grupos. Hace unos años, se podía encontrar, por azar en Google, mensajes de un grupo de representantes administrativos de las Embajadas y Consulados asentados en Argentina que comunicaban opiniones sobre sus jornadas laborales y respectivos sueldos. Las Embajadas también han sido perjudicadas por quienes utilizan su imagen institucional con fines fraudulentos a través del envío masivo de correos electrónicos que solicitan información confidencial (el número de la tarjeta de crédito personal, la dirección de correo postal, etc.)

Otro cambio en el proceso de negociación es la inclusión de nuevos temas en las agendas internacionales. Estos están muy difundidos vía Internet, ya que involucran a todos los ciudadanos del mundo. La degradación ambiental y el cambio climático nos recuerdan la pronosticada desaparición de las Islas Maldivas. Este ejemplo resulta muy interesante, pues Maldivas fue el primero en crear una Embajada Virtual en la Isla Diplomática de Second Life . Es necesario aclarar que la Embajada es la representación de su país. Luego, si el Estado de Maldivas dejase de existir a falta de uno de sus elementos (el territorio), su Embajada Virtual también dejaría de prevalecer. La oportunidad de crear, sin restricciones, una EV en este espacio nos sugieren algunos interrogantes: ¿deberían incluirse cursos de capacitación en informática para los aspirantes al Servicio Exterior de los Estados?, ¿qué ocurriría con el Art. 2 de la citada Convención de Viena que afirma que para instaurar una Embajada se necesita del consentimiento mutuo?, ¿la posibilidad que Second Life brinda a sus usuarios de usar bombas nos conduciría a futuras Guerras Virtuales?

Más allá de algunos inconvenientes que los sitios Web de las Embajadas presentan (no pueden ser visitados cuando su página está saturada por el número de usuarios; ofrecen direcciones de correo electrónico públicas pero generalmente no responden a los mensajes que los ciudadanos envían) esta opción es más aconsejable que la instauración de una virtual.

Teniendo los recursos económicos y los conocimientos necesarios para llevarlo a cabo, el establecimiento de una Embajada Virtual es posible. Puede ser beneficioso al reducir el tiempo dedicado a las tareas administrativas y disminuir los costos de las mismas. Su posibilidad variará según las condiciones en que se encuentre el país. Sin embargo, reflexionando sobre la función principal de representar al Estado, no creemos que sea deseable. Es fundamental tener en cuenta la importancia de las relaciones humanas. El Embajador Virtual tendría un trabajo solitario, mientras que su labor esencial es el establecimiento de relaciones. Al no existir un contacto real, se puede perder información importante que surge sólo en ámbitos distendidos como los cócteles y fiestas que se realizan sólo en las Embajadas reales.

Es tal la relevancia de la presencia física de una Embajada que en el ámbito académico francés consideran a la instalación de sedes diplomáticas y consulares a escala planetaria como medio para demostrar su grandeza que, en los últimos años, se ha perjudicado por razones de orden presupuestario. Del mismo modo, los Organismos Internacionales tienen su propia sede central e incluso fundaron otras representaciones como la Comisión de la Delegación de la Unión Europea en Argentina. Incluso, la Revista Diplomática PLACET también destaca su jerarquía al dedicarle la portada, en su número 140, a la apertura de la Embajada Argentina en Armenia.

Sólo la presencia física en el Estado receptor le permite al Embajador informarse sobre el carácter del pueblo y examinar las intenciones del poderoso (3).

En el actual escenario mundial de la Globalización, donde los aspectos culturales han adquirido mayor relevancia para el estudio del conflicto internacional, la asistencia de un diplomático residente es la ideal.

Notas:

1- HAROLD, Nicolson., La Diplomacia, Breviarios, Fondo de Cultura Económica, México, 1955, pp. 87-89. La edición original es de 1939.

2- Publicado en Clarín.com, el 4 de marzo de 2010, y disponible en : http://edant.clarin.com/diario/2010/03/04/um/m-02152246.htm

3 - MAQUIAVELO, “Consejos para un nuevo Embajador” en Res Diplomática, ISEN, Año II, Agosto-Septiembre 2001, Nº3, Bs. As., pp. 26-28.


Fuente: este artículo fue publicado en Revista Diplomática PLACET. C.A.B.A. Edición Nº 147, febrero - marzo de 2012.