domingo, 17 de julio de 2011

Innovación / Conservación

Por Alejandro Ruiz Balza

En nuestra sociedad moderna en la que “todo lo sólido se desvanece en el aire” la constante central es el cambio. Esta paradoja la distingue radicalmente de otros períodos históricos en los que es dable describir períodos de larga estabilidad social.

La posibilidad incluso de innovar, de atreverse, de ser audaz está también basada en la posibilidad de saber conservar aquello que fortalece y que permite lo otro: no hablamos del conservadurismo desde el punto de vista de lo que significa el no-cambio sino del conservadurismo que significa conservar precisamente aquello que permite el cambio, que lo posibilita.

Y la innovación, no es invención, es innovar: colocar dentro de lo nuevo algo nuevo más.

La innovación es una disciplina con un cierto contenido “intangible” que puede ser aprendida y practicada para crear o potenciar recursos con una nueva capacidad para crear bienestar. Se trata de un hecho social y económico, más que un hecho tecnológico.

Se define mejor en términos de demanda que en términos de oferta, por su capacidad de cambiar el valor y la satisfacción que el consumidor obtiene de los recursos.

Innovación e invención son conceptos distintos. El innovador no debe buscar resultados gigantescos a corto plazo. En muchos casos, hay que comenzar sin grandes pretensiones intelectuales intentando convertir los elementos materiales en auténticos recursos, o combinando recursos ya existentes bajo una configuración más productiva.

Este trabajo implica la búsqueda sistemática y organizada del cambio, así como el análisis profundo de las oportunidades que los cambios pueden ofrecer para la innovación económica y social.

Existen, al menos, Siete Fuentes para la Innovación:

1- Lo Inesperado, un hecho producido en el exterior, pero dentro del entorno próximo.

2- La Incongruencia, disonancias entre la realidad tal como es, y como es asumida, o debería ser.

3- La Necesidad de un Proceso, detección de instancias débiles, o pérdidas en un proceso de cualquier tipo.

4- Cambios de la Estructura de una Industria o Mercado, también es un hecho producido en el exterior y dentro del entorno próximo pero a diferencia de lo inesperado pueden tomarse algunas previsiones mediante Análisis de Medios, Mercados y Tendencias.
  
5- La Demografía, cambios en la población a nivel numérico, estructural o distribución geográfica.

6- Cambios en la Percepción, en los significados por parte de la Sociedad y del Consumidor que suelen estar relacionados con el cambio de valores.

7- Nuevos Conocimientos, descubrimientos de nuevos recursos, procesos, etc. los cuales generan cambios que repercuten en nuestra organización y en nuestra gestión profesional.

Las cuatro primeras tratan de hechos que son perceptibles para la gente que está dentro de la organización. Las tres últimas tienen que ver con cambios que se producen fuera del entorno próximo de la empresa o sector. Las fronteras entre las siete áreas no son exactas, a veces se superponen. Cada una permite percibir detalles que también son visibles desde las demás, pero la vista desde el centro de cada una de ellas es diferente.