sábado, 6 de septiembre de 2008

Los Caminos Hacia La Comunicación No Global

Por Karina Aphal

Plantear el paso de las tácticas a las estrategias implicaría, entre otras cosas y como primera medida, distinguir estas tres nociones como iniciativas de confrontar la construcción (Ver La Comunicación y la Reticulación del Poder) de una realidad unidimensional, que es básicamente la propuesta del pensamiento único y frente a lo cuál se opone el pensamiento crítico.

Para Jesús Martín – Barbero “en el campo de la comunicación hablar de historia se ha reducido a historia de los medios que, o autonomiza mcluhianamente a éstos dotándolos de sentido por sí mismos o hace depender ese sentido de su relación, casi siempre exterior y mecánica, con las fuerzas productivas y los intereses de clase. Ahora se trataría de otra cosa: de una historia de los procesos culturales en cuanto articuladores de las prácticas comunicativas con los movimientos sociales. Lo que implica ubicar la comunicación en el espacio de las mediaciones en las que los procesos económicos dejan de ser un exterior de los procesos simbólicos y éstos a su vez aparecen como constitutivos y no sólo expresivos del sentido social”(1).

¿Cómo construir sociedades unificadas y coherentes donde la continuidad y los cambios no sean impuestos, sino producto del consenso? El problema no es exactamente definir una postura política sino imaginar y hacer que existan nuevos esquemas de politización.

Tanto el fracaso de las políticas nacionales como la inadaptabilidad de algunas experiencias alternativas nos exigen relacionar la cuestión comunicación / democracia con los impases de un pensamiento crítico más preocupado por la destrucción o la toma del Estado que por la transformación de la sociedad, más atento al funcionamiento de los aparatos ideológicos que a la dinámica de los actores sociales, con más herramientas para explicar la lógica de la reproducción del sistema que para comprender la significación de las contradicciones, de los movimientos sociales y la creación cultural.

Por esto, Martín -. Barbero considera que “frente a la crisis de la conciencia pública y la pérdida de relieve social de ciertas figuras tradicionales del intelectual es necesario que los comunicadores hagan relevo y conciencia de que en la comunicación se juega de manera decisiva la suerte de lo público, la supervivencia de la sociedad civil y de la democracia”(2).

Entonces, estaría en manos de quienes conformamos el campo de la comunicación (Graduados, Estudiantes, Docentes e Intelectuales) la responsabilidad de delinear las estrategias comunicacionales que hagan pensar que es posible la construcción de alternativas que ha comenzado a delinearse en las acciones y tácticas comunicacionales de los movimientos sociales antiglobalización. Las exitosas experiencias en comunicación alternativa son un incentivo más que importante para empezar a trabajar en los caminos que nos lleven a otra comunicación posible, hacia la comunicación no global....

Notas:

(1) Martín – Barbero, J. Oficio de Cartógrafo. Travesías Latinoamericanas de la Comunicación en la Cultura, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2004. Primera Parte: Años ´70 / ´80 - Configuración Latinoamericana del Campo, Pág. 128

(2) Martín – Barbero, J.,Ob. Cit., Segunda Parte: Años ´90 – Pensar la Sociedad desde la Comunicación, Pág. 212.