sábado, 3 de noviembre de 2007

La Academia en Tiempos de Red: Citas Bibliográficas de Recursos Electrónicos II

Por Fernando Marino Aguire

Antes de ingresar en detalle en las particularidades de las Citas Bibliográficas de los Recuros Electrónicos, es oportuno recordar algunas convenciones generales que se aplican a las referencias bibliográficas en general, y otras que se aplican a este tipo de recursos en particular.

Transliteración o romanización: Debe estar de acuerdo a la norma internacional apropiada (1). Se aplica cuando no es posible reproducir con el medio que se está utilizando alguna tipografía en particular o bien en forma complementaria al original, entre corchetes.

Abreviaturas: Los nombres que forman parte del autor, editor, etc., se pueden reducir a iniciales, siempre y cuando se tenga la certeza de que no inducirá a confusiones. En los títulos, lugares, organizaciones, etc., se pueden utilizar las abreviaturas de uso corriente si existieran, y evitando siempre generar ambigüedades. En el caso que se utilicen abreviaturas que excedan las de uso común, deberán estar consignadas en una nota o tabla.

Mayúsculas: La utilización de las mayúsculas debe corresponderse con la lengua de la cual se extrajo la información.

Caracteres Tipográficos: Se pueden utilizar distintos caracteres tipográficos para distinguir o destacar elementos dentro de la cita, teniendo en cuenta que para los títulos de obras principales se utilizan siempre bastardillas o subrayado, y que para las partes de una obra (un capítulo, un artículo de un periódico, etc., se utiliza entrecomillado).

Correcciones y adiciones: Puede añadirse información adicional en una referencia para corregir errores evidentes en una fuente, para traducir información, para precisar la identificación de personas o lugares que estuvieran incompletas, etc., siempre que se agreguen entre corchetes o entre paréntesis y quede debidamente clara cuál es la información original.

Título desconocido: Cuando no se encuentra el título en un documento electrónico o en la documentación que lo acompaña (para el caso que esté guardado en un soporte físico), corresponde colocar las primeras palabras del documento seguida de puntos suspensivos (“…”) a modo de título, y agregar una descripción del contenido entre corchetes.


Los Medios Electrónicos

Cuando hacemos referencias a medios electrónicos, básicamente estamos hablando de materiales contenidos en sitios de Internet en la WWW o en algún tipo de soporte físico: CD-ROMs, discos, cintas magnéticas.

Cuando es necesario realizar una cita de documentación con esas características, la referencia a las mismas se debe colocar entre corchetes:

CARROLL, Lewis. Alice’s Adventures in Wonderland [en línea]. Texinfo ed. 2.1. [Dortmund, Alemania]: WindSpiel, noviembre 1994 [citado febrero 10, 1995]. Disponible en WWW: http://www.germany.eu.net/books/carroll/alice.html. Disponible también en versiones de PostScript y ASCII de Internet: ftp://ftp.Germany.EU.net/pub/books/carroll/.

O bien:

AXWORTHY, Glenn. Where in the World is Carmen Sandiego? [disco]. Versión para IBM/Tandy. San Rafael (Calif.): Broderbund Software, 1985. 1 disco de computador; 5/4 in. Acompañado por: 1986 World Almac and book of Facts. Requerimientos del Sistema: compatibilidad con IBM/Tandy; 128 kB RAM; MS DOS serie 2.0, 3.0; requiere adaptador de gráficos. Diseñadores: Gene Portwood y Lauren Elliot.

En términos generales, los siguientes deben ser los datos que se informan cuando se cita un recurso de origen electrónico:

Responsabilidad principal (2) (Requerida)
Título (Requerido)
Tipo de medio (Requerido)
Responsabilidad secundaria (3) (Opcional)
Edición (Requerida)
Lugar de publicación (Requerido)
Editor (Requerido)
Fecha de publicación (Requerida)
Fecha de actualización/revisión (Requerida)
Fecha de citación (Requerida para documentos en línea; Opcional para otros)
Serie (Opcional)
Notas (Opcional)
Disponibilidad y acceso (Requerido para documentos en línea; Opcional para otros)
Número normalizado (Requerido)


Por último, y tal vez esto es lo más importante, el criterio adicional que deben contener las citas de recursos electrónicos es el “sentido común”. Debemos tener en cuenta que dada la volatilidad de este tipo de materiales, todo tipo de información que asegure que quien la esté leyendo pueda acceder al original es bienvenida.

En definitiva, al igual que en cualquier otra cita académica, lo central es asegurar la honestidad intelectual, compartir la información con el conjunto de la comunidad académica y facilitar el máximo el acceso a la misma. Si tomamos en cuenta todos estos factores, no nos equivocaremos.


Notas:

(1) Para la transliteración de los alfabetos griego y cirílico (utilizado por el ruso, entre otras lenguas) puede consultarte la ya mencionada obra de Eco, Humberto: Cómo se hace una tesis, Barcelona, Gedisa, 1986.


(2) O autor. En el caso de obras colectivas, al igual que en las citas tradicionales, se hace referencia al editor o compilador.

(3) Por ejemplo, cuando estamos citando el artículo de un autor dentro de una obra mayor.